La grasa beige y Perder Panza

Dentro de nuestro cuerpo hay una grasa que todos conocemos y a la que odiamos sobremanera, es la llamada grasa blanca

Esta grasa es la que se nos acumula en determinadas partes y da lugar a los famosos michelines de los que estamos intentando desprendernos. 

Perder la panza es un proceso que a muchos puede resultar lento y, por ello no es de extrañar que en su ansia de bajar de peso recurran a dietas milagro, fórmulas de dudosa efectividad o la tan arriesgada cirugía. No juzgamos a nadie, cada cual es libre de tomar la opción que le parezca más apropiada, pero si es indicativo de la urgencia de algunos cuando toman estas "soluciones" que ponen en peligro su salud. 

PerderPanza.blogspot.com - La Panza
Desde hace tiempo se sabía que los mamíferos pequeños y los bebés disponen de otro tipo de grasas: la llamada grasa marrón (en algunos documentos se la llama grasa parda). Esta grasa es la responsable que conseguir atenuar el frío, esto es: cuando el bebé tiene frío genera este tipo de grasas que nivelan su temperatura a partir de consumir la grasa blanca. 

Durante bastante tiempo se pensó que esta grasa sólo estaba presente en los bebés, pero en 2009 se descubrió que también lo está en las personas adultas y desde entonces se ha desarrollado un amplio estudio para determinar cómo es se podría hacer para activarla en los adultos, lo que abriría un nuevo campo en las formas de tratar la obesidad. 

En 2012 se ha descubierto que estaban en un error: las personas adultas no disponen de la grasa marrón y, por tanto, la opción de su utilización con el fin de perder peso es sencillamente imposible. 

Como este artículo no iba a estar dedicado a mostrar fracasos científicos, les informamos que al mismo tiempo que se desmentía la presencia de la grasa marrón en los adultos se hacía al descubrir que lo que en realidad se había considerado que era este tipo de grasa, era la que ahora se conoce como grasa beige y que presenta determinadas ventajas sobre la grasa marrón que la hacen mucho más interesante: 

  • Comparte con la grasa marrón la capacidad de quemar grasas blancas, o lo que es lo mismo es adelgazante. 
  • Se genera a partir de las grasas blancas (de eso tenemos) 
  • Es mucho más fácil inducir su producción, en otras palabras, es más fácil provocar que nuestro cuerpo las genere. 

Ya se ha demostrado que es posible desarrollar esta grasa a partir de dos factores: 

  • Frio: Con la exposición al frío esta grasa se desarrolla, aunque la cantidad de exposición no la hace muy razonable como método para adelgazar. 
  • Determinadas hormonas, en especial la irisina y la FG21. 

El problema de las hormonas es que deberán pasar unos años hasta que se encuentre un fármaco que demuestre por una parte que es efectivo y por otra que es saludable. 

La buena noticia que aquí les exponemos y, aunque no sabíamos exactamente como funcionaba, ya suponíamos es que ocurría: el cuerpo genera de manera natural esta hormona en los músculos como respuesta al ejercicio físico. 

Luego, mientras no tengamos una solución farmacológica segura, siempre podremos activar la producción de irisina con el ejercicio físico y esta hormona se encargará de hacer que se genere la grasa beige que destruirá la odiada grasa blanca. Para obtener la mejor secuencia de entrenamiento visite nuestro producto recomendado: