Activarse para perder barriga


En artículos anteriores ya hemos comentado que para un óptimo resultado en nuestro plan para reducir peso hay que combinar el ejercicio físico con una correcta alimentación

Si aún no ha decidido comenzar con un plan profesional como el que le proponemos en esta página: Pierda Grasa Abdominal, avalado por los altos índices de satisfacción de la gente que lo ha utilizado; mientras decide si es adecuado para usted, lo que ya puede ir haciendo es poner en práctica las ideas que aquí le proponemos. 

Diversos estudios han demostrado que es mucho más efectivo mantener una actitud activa durante todo el día, que centrar todo el ejercicio en un corto espacio de tiempo y permanecer ocioso el resto del tiempo. 

El cocinero Karlos Arguiñano en su programa televisivo sobre cocina ha propuesto en diversas ocasiones que para adelgazar lo mejor son los garbanzos, pero utilizados de una manera ocurrente: todos los días, se esparce por la cocina 1 kilogramo de garbanzos secos y luego se recogen de uno en uno agachándose y levantándose para cada uno. 

Sin lugar a dudas este ejercicio fortalecerá la zona lumbar, aunque quitando el tono gracioso del mismo, lo que sí esconde es la necesidad de movernos, de activar nuestro cuerpo para conseguir perder esos kilos de más. 

La sociedad moderna, con todos los avances que nos ha traído, ha hecho nuestra vida cómoda y nos ha permitido convertirnos en seres pasivos, es hora de poner en práctica consejos que usted seguro conoce pero normalmente no aplica: 

  • Con la aparición de los ascensores y escaleras mecánicas están cada vez más olvidadas las tradicionales y su utilización regular constituye un gran ejercicio. No busque escusas y utilícelas: si usa las mecánicas, súbalas andando, si utiliza el ascensor, cójalo dos pisos más arriba y no lo use para bajar, si trabaja en una planta, vaya al baño en la planta superior (si además incrementa el consumo de agua, obtendrá dos beneficios: depurará mejor su cuerpo y tendrá escusa para subir al baño del piso superior con mayor frecuencia). 
  • En el trabajo programe paradas cada hora para moverse cinco minutos, imprima por la impresora más alejada de su puesto de trabajo, ofrézcase a subir los folios cuando se acaben, sea usted quien cambia la bombona de agua del pasillo, etc. 
  • Si viaja en el transporte público, use una o dos paradas menos: camine un rato. Si se mueve en el coche, no tenga miedo a aparcarlo algo más alejado de su destino y hacer el resto del trayecto andando. 
  • En casa intente no perder oportunidad para salir y pasear: recoger a los niños del colegio, bajar a por la barra de pan que se ha acabado, sacar la basura, etc. 
  • No utilice el mando a distancia 

El objeto de todas estas ideas y de otras muchas que estamos seguros que se le ocurren es que se mantenga activo la mayor parte del tiempo posible, que se olvide de utilizar el sofá.

Dormir la cantidad de tiempo necesario es importantísimo para perder la barriga pero también lo es mantenerse activo el tiempo que usted esté despierto.