Dieta para adelgazar, sin riesgos.

Esos kilos de sobra no son buenos para la salud. Perder peso, adelgazar, va a repercutir en una mejora de su salud, pero tiene que hacerse de forma adecuada o podemos tener problemas.

Las dietas que prometen bajar peso, bajar muchos kilos en muy poco tiempo tienden a ser peligrosas para la salud, mucho más que ese sobrepeso que nos molesta.

A continuación vamos a darle una serie de consejos o ideas que le ayudaran a perder esos kilos de más y otras que le permitirán "mantenerse en su peso ideal".

Agua - Perder la Panza
Antes de empezar, considere lo siguiente:
  1. Existe una gran diversidad de dietas, usted deberá elegir que más se ajuste a sus necesidades y características (sea consciente de su edad, su estado físico, su perfil, etc.). Si está pensando en una dienta muy estricta, consúltelo con especialista en nutrición o con su médico de cabecera y escuche su consejo sobre su conveniencia o no y la mejor manera de afrontarla.
  2. Las dietas rápidas y efectivas no siempre son equilibradas y por tanto resultan poco aconsejables. Su dieta debe proporcionarle la cantidad de alimento (combustible) para que su cuerpo continúe funcionando.
  3. Huya de los milagros. Si existieran no habría forma de mantener el secreto. Las dietas muy rápidas, las de exclusivamente un alimento, etc. son dietas de las que no se puede abusar pues provocan desajustes que pueden perjudicar seriamente a nuestro organismo.

¿Ya ha elegido?. Es el momento de ofrecerle una serie de

Consejos válidos en cualquier dieta para adelgazar

  1. Diseño serio y realista.
    De poco sirve un propósito del que somos conscientes que no vamos a poder cumplir o uno definido a trazos vagos. Debemos proponernos un plan serio, completo y que podamos cumplir. En este propósito nos ayudará:
    • Un diario: una libreta donde apuntar todas las incidencias, destacando: su peso en ayunas cada mañana, los puntos que no ha podido cumplir del plan y los problemas físicos que haya experimentado.
    • Comunique a su entorno su propósito: el que la gente que le rodea conozca su propósito le ayuda a superarlo. Tener el apoyo de la gente que queremos es importante en cualquier aspecto de nuestra vida y su ayuda resulta especialmente beneficiosa cuando emprendemos proyectos como el que ahora se plantea.
  2. Constancia.
    Su plan tiene un propósito: seguirlo. En fácil caer en tentaciones, encontrar justificaciones para no seguirlo (de ahí la importancia del punto anterior), pero debemos tener claro nuestro objetivo y tener argumentos preparados para vencer estos "momentos de debilidad".
    En este punto le será útil ser consciente de los beneficios que esta pérdida de peso va a traer sobre su salud: reducción de colesterol, menor índice de problemas del corazón, disminución de la probabilidad de sufrir determinados cáncer asociados a la obesidad, problemas en las articulaciones inferiores (rodillas y tobillos), etc.
  3. El momento para realizar las denominadas actividades "saludables" ha llegado
    Pasear, tomar baños, ir en bicicleta, respirar, etc. todas esas actividades que la sabiduría popular considera como saludables y que nunca realizamos por no tener tiempo. Se acabaron las escusas, debemos hacer un hueco en nuestra agenda para realizarlas. Estas actividades le ayudarán además a mantener el equilibrio mental necesario.
  4. Visualización.
    El ejercicio de imaginarse sin ese sobrepeso, la ropa que se pondrá , la agilidad que recuperará, la vitalidad que tendrá, etc. contrariamente a lo que muchos piensan no es ninguna tontería. Intente dedicarle unos minutos al día pues realmente funciona.
  5. Visite el baño.
    Tal vez no quede muy apropiado tratar este tema, pero en nuestro objetivo de perder la panza, hay que tratar de visitarlo diáriamente.
  6. Agua.
    Barata y saludable. La ingesta de mucha agua, además de mantenerlo hidratado y saciado, le ayudará sobremanera a depurar su cuerpo. Piense que ninguna dieta limita nunca la ingesta de agua e incluso hay dietas basadas exclusivamente en su uso.
  7. Dormir.
    El sueño resulta reparador. Cuando nuestro cuerpo no descansa lo suficiente nos sentimos abatidos y tenemos pocas energías para afrontar las dificultades del día.
    En nuestro objetivo concreto y atendiendo a investigaciones de universidades americanas, al dormir poco nuestro cuerpo genera unas hormonas que estimulan el apetito y, además impiden que le llegue a nuestro cerebro las señales de saciedad (el que ya hemos ingerido suficiente) 

Remarcar una vez más que las dietas rápidas pueden ser muy peligrosas. Si se siente mal: le duele mucho y de manera muy frecuente la cabeza, tiene un episodio largo de estreñimiento, siente mareos, etc. no lo dude y consulte a su médico o especialista.

Tras adelgazar... toca saber vivir.


Uno de los grandes riesgos de las dietas es que una vez se ha conseguido el objetivo, tendemos a relajarnos, olvidar todo lo que nos ha costado y recuperamos rápidamente todo lo perdido y algo de mas (para que la próxima sea más difícil). Esta situación nos hunde y hace muy difícil el volver a intentarlo.

Para evitarlo, sólo tenemos que seguir unos sencillos consejos.

Uva - Perder la Panza
  1. Dieta mediterránea.
    En este punto coinciden la mayoría de especialistas del mundo: La dieta mediterránea es la más adecuada. En realidad esta dieta no tiene nada de especial, se basa en el consumo mayoritario de frutas y verduras y huir de las comidas grasas.
    • Adquiera las verduras frescas de cada temporada. Muy beneficiosas para su salud y para su bolsillo.
    • Las carnes blancas antes que las rojas y asadas antes que fritas.
    • El pescado, fuente de aceites omega 3.
    • Las mantequillas industriales mejor en el escaparate de la tienda.
  2. Hidratación.
    Continúe la ingesta diaria de agua. Si lo prefiere puede adornarla con zumos naturales y condimentos saludables (el té verde ayuda a perder peso).
    Evite en la medida de lo posible las bebidas gaseosas y azucaradas.
  3. Vigile su cuerpo.
    No sólo por controlar su peso sino su estado general de salud.
  4. Ejercicio.
    De igual manera que le resultó útil para bajar el peso, le resultará para mantenerse en él, de forma saludable.
  5. El picar se acabó (o casi).
    Una actividad muy sociable es ir con los amigos a "tomar algo", el piscolabis previo a las comidas, el resopón antes de dormir,..., mantener nuestras horas de alimentarnos y evitar estos "extras" es muy útil en nuestro objetivo de mantenernos en el peso.
En su objetivo de obtener un cuerpo sano y sin esos kilos de más, infórmese de nuestro producto recomentado: